TOP 5 | Labiales favoritos

29 marzo 2017

¡Hola a todas!

Después de la entrada del domingo pasado, en la que escribí sobre las últimas decepciones que he tenido en el ámbito de maquillaje, me apetecía una entrada con un punto más colorido y positivo. Y, ¿qué mejor tema para hablar que mis últimos labiales favoritos? Si, esos labiales a los que he recurrido las pocas veces que he salido y que cada vez que miro, me sacan un suspiro.

La verdad es que tres de ellos son adquisiciones muy recientes, pero desde que llegaron a mi vida hace casi dos meses, son mis comodines para absolutamente cada ocasión, tanto por fórmula y duración, como por sus preciosas tonalidades.

Os invito a que sigáis leyendo si queréis saber más sobre ellos.



Últimamente estoy bastante obsesionada con los labiales oscuros y acabados mate. Quien dice últimamente, dice desde hace un par de años hasta ahora. Soy consciente de que hay muchas ocasiones en las que he utilizado labiales más ponibles, más nudes (véase Velvet Teddy de Mac), pero no voy a hablar de los más utilizados ni de los labiales que considero más imprescindibles en mi día a día, sino de aquellos que robaron mi corazoncito en su momento y que, cada vez que quiero dar un toque realmente especial a mi look, son mis imprescindibles.

Estoy segura de que este labial no necesita presentación alguna, pues no he sido la única que ha caído en sus redes. Si bien con su hermano Exorcism sabéis que me pasó todo lo contrario, con este labial he tenido un flechazo.
Se trata de un labial líquido de acabado mate y de muy larga duración. Su color es un rojo puro y muy intenso, quedando muy homogéneo y opaco de una sola pasada. No me podéis negar que es un labial perfecto para dar luz y potencia a nuestros looks.

Su aplicador de esponja es muy preciso, haciendo muy fácil llegar a todos los ángulos sin sufrir accidentes. Además, su fórmula no es demasiado líquida, lo que hace que no se nos escurra ni al aplicarlo, ni con el paso de la horas.

En este caso no noto de una manera tan evidente que se deshaga, cayendo en copitos, por todo el labio, aunque sigue resecando como casi todos los labiales de este tipo.
Su precio es de 20€ y lo tenéis a la venta en Sephora.

Debéis disculparme por sacar este labial y desatar vuestras ansias consumistas, pues este producto ya no está disponible en Kiko. Ha relanzada la misma gama, pero este tono (del que ya no puedo ni ver el nombre, por lo desgastado que está el packaging), hace tiempo que no lo encontraba en tienda. La gama actual se llama New Unlimited Stylo. Si, muy originales ellos. Lo que no puedo deciros es si además de cambiar el diseño, han cambiado formulación y catálogo de colores.

Este en concreto es un labial de acabado mate, pero muy cremoso al aplicarlo, deslizando muy suavemente por el labio. A los pocos segundos se asienta y es cuando aporta ese acabado mate.

Se trata de un color berenjena que va oscureciendo a medida que se asienta, aunque sin llegar a ser demasiado subido. Es el más "natural" de todos los que enseño en esta tanda, pero deja un aspecto precioso y ayuda a dar efecto de buena cara cuando no queremos ir demasiado maquilladas.

La fórmula hace que sea muy duradero y que quede completamente opaco y homogéneo también de una sola pasada, aunque al no tener aplicador, sino que es una barra, es ligeramente menos preciso de usar si no es con pincel. Destaca también que tiene un olor dulzón muy agradable.

La nueva gama tiene un precio de 8,95€

Otro de los clásicos en las listas de labiales favoritos e imprescindibles, Diva de Mac. Sé que soy poco original, pero como os conté, es una labial con el que me hice hace poco a pesar de llevar años en mi lista de pendientes.
Por este motivo, cuando me he hecho con él, ha pasado a ser una obsesión constante. Y es que este tono vino, rojo tinta, tan bonito no merece menos.

Su acabado, para variar, es mate, aunque en este caso es algo más reseco de aplicar que el anterior, pero nada tan destacable que lo haga incómodo. Sin embargo, en cuanto se asienta en el labio no noto que sea especialmente seco, sino más bien lo contrario, me siento cómoda llevándolo. 
Es un labial elegante, que dará presencia a cualquier maquillaje.

Sobre su fórmula, su duración es extraordinaria, tanto que no he tenido ni que reaplicar después de comer con él. Como único contra, destacaré que es necesario dar más de una pasada y retoque para que quede homogéneo en todo el labio.

Como ya conoceréis, su precio es de 19,50€ en stands o tiendas Mac.

Y ya le iba llegando el turno a los que, para mí, son los mejores labiales líquidos mates, los Cream Lip Stain. Tienen una grandísima variedad de tonos, muchos de los cuales se han ido añadiendo recientemente, lo que hace que sea muy difícil decidir cual llevarse a casa. Sin embargo, yo no tuve dudas cuando los vi, porque como ya he dicho, este tipo de colores son mi perdición últimamente,

La fórmula es cremosa, de muy fácil aplicación, quedan completamente opacos con una sola pasada y sin necesidad de usar mucho producto, son muy pigmentados y no quedan a parches. Además, si se pierde algo por la zona de la mucosa es de manera muy sutil, quedando casi difuminado y sin desprender copitos por todo el labio, posibilitando así el retoque. 
Su aplicador, de nuevo de esponja y corte ligeramente biselado en la punta, es muy preciso, haciendo que sea muy fácil y rápido extenderlo por el labio sin salirnos. Sin duda, me haré con muchos más.

Su precio es de 12,50€ en Sephora.

Aquí los tenéis en todo su esplendor. El de la izquierda es el número 24 y el de la derecha el 27. 

El 24 es un ciruela oscuro, con un punto entre marrón y malva, que a mi me da incluso la sensación visual de aportar más volumen al labio. Queda espectacular y dudo mucho que haya alguien a quien no le favorezca.

El 27 es, amigas mías, el labial más cañero y potente que encontramos en esta selección. Y es que en mi búsqueda del granate oscuro perfecto me topé con él. Habida cuenta de mi decepción con Exorcism, probé suerte y si este labial, casi negro una vez aplicado, se ha hecho con la mención especial al labial perfecto para looks atrevidos. No es fácil de llevar, y es cierto que aporta cierta palidez al resto del rostro, pero es absolutamente espectacular y levanta un look él solito. 




De izquierda a derecha, Unlimited Stylo, 24 Sephora, Diva, 27 Sephora, Outlaw

Debo destacar que no se ha tratado de un Top 5, quiero decir, no llevan ningún tipo de orden por preferencia, aunque si debo decir que de todos, el 24 de Sephora es el que viene siempre conmigo, en el bolsillo de mi chaqueta.

Y hasta aquí esta entrada. Hoy ha sido más cortita pero espero que os haya gustado y entretenido igualmente, Espero que os animéis a comentarme qué os ha parecido y si alguno de estos labiales va a luchar por hacerse un hueco en vuestro tocador.

¿Cuales son vuestro labiales favoritos? ¿Coincidimos en alguno? ¿Por qué acabado tenéis mayor predilección?

Muchísimas gracias por dedicar un ratito a visitar mi pequeño rincón y nos vemos muy pronto.


No olvides visitar mis redes sociales

1 comentario:

  1. Coincidimos en outlaw y diva, ambos son de mis labiales favoritos.
    Los lip stain de Sephora también me gustan mucho, tengo ganas de probar alguno de los tonos nuevos y los dos que muestras me encantan.
    Besos!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...